Castañas, beneficiosas y sabrosas

Escrito por Frutos Secos Frescos / No comments

4 diciembre, 2018

Publicado en Frutos Secos

castañas

Con la llegada del frío seguro que has visto algún puesto en el que vendan castañas. La castaña es un fruto seco muy típico en esta época del año, se toma en otoño y en invierno. Se toman calentitas y por eso ahora apetecen mucho, además son un alimento muy sabroso. Y aunque estemos acostumbrados a tomarlas asadas, se pueden comer hervidas, confitadas o prepararlas al horno. También hay numerosas recetas para este rico alimento, está en ensaladas, aliños, postres, e incluso podemos preparar harina de castañas.

Comer castañas es saludable

Poco se conoce de la castaña, que además de reconfortar contiene hidratos de carbono y una gran variedad nutritiva. Aumenta el nivel de glucosa en sangre de manera lenta y sostenida, es decir, aporta energía de manera continuada, lo que es ideal para deportistas y niños. Las castañas también son muy saciantes, te llenan y se pueden incluir de manera controlada en dietas para adelgazar. La castaña ayuda también en la fatiga y ayuda a prevenir la anemia, ya que contiene vitamina C y hierro. Las castañas poseen calcio, fósforo y magnesio, por lo que resultan beneficiosas para los dientes y los huesos. Como fruto seco, la castaña es rica en omega 3 y 6, por lo que tienen efecto cardioprotector. Además, al ser de origen vegetal no tienen colesterol.

Son un alimento muy beneficioso y saludable, muy recomendables para personas con hipertensión por su alto contenido en potasio y bajo en sodio. Tienen un efecto diurético y combaten la retención de líquidos. La castaña también es un alimento apto para los diabéticos, ya que poseen carbohidratos de absorción lenta. Los celiacos también pueden tomar castañas ya que no contienen gluten, en cuyo caso puede ser muy útil para la elaboración de harinas.

La castaña pilonga

En Frutos Secos Frescos puedes encontrar la castaña pilonga, castañas deshidratadas naturales. Contienen fósforo, magnesio, hidratos de carbono, fibra, zinc, hierro, minerales y numerosas vitaminas. La castaña pilonga se puede tomar cruda aunque también podemos cocinarla y añadirla como acompañamiento en nuestros platos. Igual que las castañas comunes, las castañas pilongas son energéticas, aportan fibra y previenen la retención de líquidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Más información:    Política de cookies